Difusión y comunicación: la llegada de refuerzos

Desde los tiempos de la llegada de los españoles al continente americano, ha existido una gran lucha de resistencia por parte del pueblo mapuche. Hoy en día, existe una empresa llamada Celulosa Arauco, que está arrasando con todos los bosques nativos para así poder plantar pinos y eucaliptus.

El gran problema de estos árboles es que consumen mucha agua, secando las napas subterráneas y erosionando el suelo, dejando a la población cercana, sin el preciado recurso hídrico.

Los hermanos Nahuelpan, habitantes de Villa Nahuel, comentan que cuando eran pequeños, en el colegio les regalaban de estos árboles para que los plantaran y como ellos no sabían el daño que producían, simplemente lo hacían. Todo esto era parte del plan de Celco para tener dominio sobre las plantaciones.  

 

CELCO tiene una mala reputación en cuanto al cuidado del medio ambiente, recordemos que a fines de 2004 fue causante de la muerte de una parte importante de la población de cisnes de cuello negro de Valdivia, con este antecedente ya se puede intuir el gran desastre ambiente que podría provocar en la Villa Nahuel y la posible construcción del ducto.

 

Además, y como si esto fuera poco, hay que agregar que la planta de celulosa necesitaba eliminar sus desechos y para ellos, necesitaban construir un ducto que transportará los residuos hacia el mar. Esto generaría una gran contaminación, poniendo en peligro a la flora y fauna, submarina, del sector de Villa Nahuel. Lo que supondría un efecto negativo para las personas que viven de la pesca artesanal.

 

En los últimos años, varios estudios científicos han demostrado alteraciones en los niveles de esteroides en los peces que han sido expuestos a desechos de plantas celulosas, presentando cambios importantes en su organismo, como retraso en la maduración sexual de la especie, causando reducción de su producción de huevos, reduciendo cada vez más la población de los peces del lugar.

 

Ante este grave situación, las comunidades mapuches y habitantes del lugar, se organizaron para defender el mar. Lo primero que hicieron fue reunirse entre ellos y no permitir que nadie, de la celulosa, tuviera acceso al mar para hacer los respectivos estudios. También, hacían constantes patrullajes, de día y noche, por toda la costa con el fin de evitar a las personas no deseadas. Las familias dejaron sus quehaceres cotidianos, para dedicarse por completo a la defensa del mar, en una lucha que duró más de 20 años.  

 

La lucha fue dura, ya que Celulosa Arauco es una empresa grande, con mucho poder, sobretodo en los medios masivos de comunicación, por lo tanto, el resto del país no sabía lo que realmente ocurría en la zona y solo se mostraba como un problema entre pescadores. Además, existía un constante hostigamiento hacia las personas que se oponían al ducto y muchas veces fueron amenazados de muerte.

 

Tal vez, una de los mayores desafíos que enfrentaron los defensores del mar, fue la poca información que salía en los medios tradicionales, lo que generaba una invisibilización de la problemática. Solo contaban con el apoyo de algunos medios comunitarios, pero no que llegaban a una gran cantidad de personas.

 

Fallas en la comunicación

 

La poca visibilización no tan solo de esta, sino de diversas problemáticas similares es la poca difusión que se tiene a través de los medios considerados como tradicionales, ya sea prensa escrita, radio o televisión. Al contar con esta desventaja comunicativa se deben crear canales propios de difusión para ser escuchados, siendo internet una herramienta útil para este cometido.

 

Para una correcta difusión, en este caso de la comunidad se deben evitar fallas que muchas veces comete el periodismo a la hora de comunicar ya que genera una construcción del “otro”, que es distinto a nosotros, basado en estigmatizaciones y estereotipos. “El otro es individualizado, humanizado, personalizado. No sólo se destacan las diferencias sino también las semejanzas con la propia cultura o se pone acento en los rasgos más universalistas que nos igualan a todos. En la segunda “el otro” se convierte en la abstracción, en un colectivo indiferenciado, en un estereotipo” (Alsina, M y Gaya, C, 2001).

 

La tecnología en torno al internet, redes sociales y sitios web conectan al mundo, crean procesos de globalización donde la información traspasa las fronteras, esto sucede también a las comunidades, en el presente informe se desarrollará el como afecta o beneficia el internet y tecnologías a las comunidades mapuche, más precisamente a la comunidad de los hermanos Nahuelpan, familia mapuche precursora de la defensa del territorio costero (lafkenmapu) que fue amenazado fuertemente por empresas que solicitaban utilizar el már como territorio de pruebas y desemboque de desechos.

 

El rol de los medios de comunicación

 

A Pesar de la insistente amenaza, el territorio marítimo es el enfoque de este documento, desde 1996, Celulosa Arauco a puesto sus energía en instalar un ducto de 36.9 kilómetros de largo desde su planta hacia bahía de Maiquillahue, lo que se ha visto obstaculizado por la comunidad.

Con el tiempo, la lucha y el panorama cambia, ya no eran todos en Mehuín los que estaban contra el ducto, sino que gran parte de los pobladores del sector aceptaron los dineros de la celulosa, dinero que además de apoyar en cualquier necesidad, pagaba el silencio y la aceptación del ducto, como Javier sostiene:

‘’la empresa dividió a todos los pobladores de Mehuín, algunos dejaron sus ideales de lado por dinero, ya que la empresa harto tiene, la división del pueblo creó una verdadera guerrilla, donde los pobladores se perseguían y castigaban unos a otros”

La resistencia y la lucha son los conceptos que más representan a la comunidad de la Villa Nahuel, donde la comunidad se unió para poder defender el mar y los recursos naturales que este entrega. Juntos, lograron mostrar al país lo que realmente pasaba y la herramienta principal que utilizaron para ganar, fue la comunicación.

Ana Nahuelpán, que se encontraba en Santiago, estaba preocupada por lo que pasaba en sus tierras, por lo tanto decidió crear un grupo en Facebook llamado “Mehuin SIN Ducto”, para así poder comunicarse y organizarse con los que se encontraban en el sur. Pero poco a poco, el grupo fue creciendo y llegando más gente que se unía a la causa, pasando de 20 personas a 4 mil.

Este grupo de Facebook fue vital para que la difusión de la información y para así llegar a muchas más personas de todas partes del país. Gracias a esto, muchos aportaron con recursos económicos a la causa y otro fueron directamente a ayudar a defender el lugar. Poco a poco se iba visibilizando la real problemática gracias al poder de la organización.

Como ya dejó de ser una lucha de unos pocos, los medios de comunicaciones se fueron acercando, aunque se tuvieron malas experiencias con los periodistas, sobre todo con un programa en particular, que prometió hablar de lo que pasaba, pero finalmente mostró otra realidad, ya que estaba financiada por la misma celulosa.

Ante esto, Facebook vuelve a ser vital como medio de información y difusión, ya que Ana tomó cartas en el asunto y logró funar al programa de televisión, el cual fue cancelado posteriormente.

Tras la mala experiencia los periodistas fueron vetados del lugar, ya que no estaban cumpliendo con su rol de comunicador social. Tras varios intentos de dar a conocer la batalla que se estaba viviendo en el sector se presenta la una gran oportunidad. El cumpleaños de Don Celino, el hombre más longevo de Chile, estaba de cumpleaños, por lo tanto Canal 13 quería hacer un programa sobre él.

Pero, en base a las malas experiencias que habían tenido anteriormente los miembros de la comunidad, que ya se encontraban hartos de la censura y tergiversación de la información, por lo que pusieron una serie de condiciones para poder llevar a cabo el programa, lo que ayudó en la difusión de la problemática a nivel nacional.

En la actualidad la comunidad de Villa Nahuel utiliza, las redes sociales para promover eventos abiertos a la comunidad, dar a  cosmovisión mapuche, la venta de productos orgánicos, ya sean verduras, frutas y hortalizas entre otros. Manteniendo así, la comunicación y difusión de sus actividades con la comunidad cibernética.

En esta lucha en contra de CELCO es importante la organización y difusión de los vecinos de la villa Nahuel, usando las tecnologías de la comunicación para lograr su cometido. Así como Violeta Parra dice “Arauco tiene una pena que no la puedo callar”, lo que no se puede callar ahora es la pena que podría llegar a tener Mehuín, en caso, que el ducto se construyera y por ende, afectará tanto a la pesca artesanal como al ecosistema del lugar.

Por: Alejandro Escobar, Karin Maragaño y Tomás Rojas

 

Bibliografía

 

Alsina, R. Miquel y GAYA, Catalina (2001): Medios de comunicación e interculturalidad. Disponible en: http://comunicaciones.uc.cl/prontus_fcom/site/artic/20050410/pags/20050410222517.html

 

Altesor, A., Eguren, G., Mazzeo, N., Panario, D., & Rodríguez, C. (2008). La industria de la celulosa y sus efectos: certezas e incertidumbres. Ecología austral, 18(3), 291-303. Recuperado en 16 de octubre de 2018, de http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1667-782X2008000300004&lng=es&tlng=es.

Written By
More from Daniel Neira

Mi semana en fotos

Mi nombre es Catalina, tengo 20 años, soy estudiante de Periodismo en...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *