¡EDUCACIÓN SEXUAL YA!

¿Cómo surge la educación sexual en Chile?

En 2008 Chile se suscribió al acuerdo internacional “Prevenir con Educación”. Es a partir del  2010 cuando se legaliza la educación sexual en adolescentes en Chile, mediante la Ley Nº 20.418.  Al año siguiente el Ministerio de Educación (MINEDUC) aprobó siete programas de educación sexual en el ámbito escolar y de  acuerdo con las bases curriculares del Ministerio de Educación, en 2012  se incorporan los contenidos obligatorios de sexualidad y afectividad en la enseñanza básica y media, estos dentro de la asignatura de Ciencias Naturales.

Pese a la incorporación de los distintos programas de educación sexual que se imparten en los establecimientos educacionales en Chile, las cifras de las y los jóvenes que utilizan métodos anticonceptivos (MAC) no han mejorado, las enfermedades de transición sexual (ETS) han aumentado, como también los embarazos adolescentes y los femicidios, de acuerdo con los informes del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y el último  informe (2020) del Ministerio de Salud (MINSAL) .

¿Por qué es importante tener educación sexual en los establecimientos educacionales en Chile?

Contar con una educación sexual escolar junto con servicios de salud amigables y accesibles son pilares fundamentales en la prevención y disminución del abuso sexual, violencia, maltrato, embarazo adolescente, infecciones de transmisión sexual y la promoción de conductas protectoras en este ámbito.  Así, se pueden resumir las hipótesis de Adela Montero que expone en su libro “Educación sexual: un pilar fundamental en la sexualidad de la adolescencia”

Pero ¿en qué consiste una sexualidad responsable? es lo que nos dirá Yerko Lizama, estudiante de 4to año de psicología en la Universidad del Desarrollo (UDD)

Imagen proporcionada por el entrevistado.

Una sexualidad responsable va más allá del cuidado en los temas de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), tener una sexualidad responsable es bastante más que el coito, es cuidarse y cuidar al otro. Algo fundamental para asumir de manera responsable, la sexualidad, es conocerse así mismo, cultivar la autoestima sexual, ya que la sexualidad influye también a nivel mental, emocional y social.

A  las palabras del estudiante de Psicología, se le suma Mariana Aburto Carrasco, matrona en el Centro de Salud  Familiar  (CESFAM) Dr. Jorge Sabat Gozalo, quien alude a que las y los jóvenes tienen una gran necesidad de información en este tema y que existe una gran   probabilidad de  que si no se les da en los hogares y no se refuerce en las escuelas. Ellas y ellos tendrán en etapas prematuras actividad sexual, sumado al contexto de parejas inmaduras e inestables, en ignorancia y en consecuencia sin responsabilidad. Conduciendo a que busquen y reciban de fuentes informaciones inadecuadas, generando con frecuencia dudas, ideas erróneas, miedos y falsas expectativas.

 

Imagen proporcionada por la entrevistada.

Es importante señalar que, si bien no hay programas dedicados en específico a la sexualidad integral en todos los establecimientos educacionales de Chile, existen instituciones abiertas a la comunidad dedicadas a la orientación sexual como los centros de APROFA, la agrupación Educación Sexual Ahora, El Curso de Educación Sexual On Line de Auto Aprendizaje  CESOLAA o el Instituto Nacional de la Juventud INJUV, entre otros.

En cuanto al tratamiento de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), en los Centros de Salud Familiar (CESFAM), hay módulos dedicados al tratamiento de estas patologías, acceder a estos es muy fácil, el hombre o mujer que requiera ser controlado o necesite realizarse exámenes como el del VIH/SIDA, Virus del Papiloma Humano/VPH, Gonorrea, Clamidia, Papanicolaou/PAP, Sífilis, que son las enfermedades más comunes y silenciosas en sus primeras etapas. Solo deben de inscribirse en el CESFAM más cercano al sector en el que vive, posteriormente solicitar una hora al ginecólogo o matrona y listo, se le agendara una cita con un profesional. Así mismo, se puede solicitar algún método anticonceptivo o de protección como el condón.

 

 

 

More from Xaviera Antonia Aguilante Hermosilla
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *