La cotidianidad de los detalles

No es difícil percatarse de que el día a día, más bien, la vida transcurre en un abrir y cerrar ojos. Desde el momento que adquirimos conciencia, nos abstraemos de los pequeños detalles que condimentan nuestra existencia, los ignoramos por el quehacer de la rutina o porque simplemente se nos ha ido entre los dedos la capacidad de asombro por lo insignificante.

La siguiente secuencia fotográfica, los invita a ser testigos de los pequeños detalles que mi ojo inexperto capturó en los momentos de introspección que nacen de las largas caminatas que suelo tomar, con el fin de promover a que todos, por lo menos una vez, tomemos un respiro y volvamos a ser unos niños curiosos que solo desean explorar el mundo.

[easingsliderpro id=”15″]

Fotografía 1: Mi día no puede empezar sin antes darle “un empujón” a mi cerebro para que funcione con normalidad, sea lo sea que signifique eso.

Fotografía 2: Esta es quizás la acción que mas realizo en el día considerando que la cabaña tiene 3 portones, sin contar todas las llaves de todas las puertas. (La dueña no sabe que perdí la del baño)

Fotografía 3: Parte de mi cotidianidad es prepararme para viajar a casa cada fin de semana, hacer una maleta o una mochila para viajar a donde sea es algo que disfruto mucho.

Fotografía 4: Unos de mis destinos favoritos para caminar es el Parque Cuarto Centenario de Osorno, me encanta que se pueda ingresar por un puente colgante, me gusta sentir el vaivén y el crujido de la madera.

Fotografía 5: Después de esperar 10 minutos para que abandonara el puente, mejor decidí tomarle una foto a este “modelo urbano incógnito”.

Fotografía 6: Este parque fue remodelado en el año 2016, estaba mal cuidado y muchos liceanos lo utilizaban para fiestas improvisadas. Aquí probé mi primera cerveza.

Fotografía 7: Hay un pequeño intruso en la margarita

Fotografía 8: Debido a la contaminación del Río Damas, no entiendo por qué esas aves siguen posándose ahí.

Fotografía 9: Paloma a punto de comerse una sopaipilla. Todos tiene derecho a disfrutar la comida chilena ¿o no?

Fotografía 10: Tengo una especial fascinación por los murales, siempre me detengo a observarlos.

Fotografía 11: Y nos fue pillando la noche.

Fotografía 12: No me considero “amante de la patria”, pero disfruto ver como mi familia y las demás personas disfrutan con el 18.

Fotografía 13: La comida y la cerveza pasó susto.

Fotografía 14: Me encanta la noche, por el juego de luces que se produce, lastima que sea tan peligroso caminar a esas horas. (Sobretodo si eres mujer)

Fotografía 15: Soy consiente de la contaminación que producen los fuegos artificiales, pero no puedo dejar de verlos. Entro en un estado de contemplación y me relajo (Me gustan las cosas que brillan)

Fotografía 16: Con mi mamá compartimos la característica de ser aventureras, nadie le gusta tanto caminar, viajar y conocer como a nosotras.

Fotografía 17: Tengo un profundo amor y respeto hacia los animales. Me gusta adoptar a los “inadoptables”.

Fotografía 18:  El alboroto del terminal.

Fotografía 19: “El perro esclavo”, es la mascota de los vecinos, el año pasado estaba muy descuidado, aunque ahora se ve bastante mejor. El me da la bienvenida o una despedida, el es único testigo cuando llevo gente a escondidas a la cabaña.(Tengo prohibido invitar personas)

Fotografía 20: ¡A dormir!, sin lugar a duda el mejor momento del día.

 

Written By
More from Daniel Durán

Memento Vivere

“Acuérdate de vivir” una constante que figuraba en cada antiguo reloj de...
Leer Más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *